Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra política de cookies.

Más información Entendido

Por qué comprar una casa en México debe ser tu propósito de año nuevo

Plantear propósitos de año nuevo es una práctica que muchas familias acostumbran a realizar durante las celebraciones decembrinas; sin embargo, a pesar de la esperanza que estas metas traen a las personas, no muchos suelen tomarlas en serio, provocando que, a mitad de año, ya hayan sido olvidadas o postergadas. Por otro lado, comprar una casa es un objetivo por el que muchos mexicanos trabajan día a día; sin embargo, debido a la idea de que adquirir una propiedad requiere de trámites difíciles o a la falta de planeación y tiempo que sufren los interesados, muchos se detienen de invertir su dinero en un bien que, a la larga, les traerá ventajas competitivas y económicas para aprovechar en cualquier etapa de su vida. Es así que, para sacar ventaja de las oportunidades que el inicio del año brinda a quienes buscan realizar inversiones productivas, Vivanuncios, el portal inmobiliario de eBay, ofrece a los compradores un listado de cinco razones por las que comprar una casa en México es uno de los propósitos de año nuevo más beneficiosos para las personas y sus futuros. Las propiedades son una garantía económica Realizar los pagos mensuales para comprar una casa puede parecer un problema más que un beneficio; sin embargo, los compradores deben tomar en cuenta que este “gasto” es más bien una inversión a largo plazo, en la que su dinero se está utilizando, en lugar de ser entregado a otro propietario, para otorgarles una vivienda que durará por muchos años. En comparación con otros gastos inmobiliarios, como el pago de una renta, por ejemplo, las mensualidades de una hipoteca pueden parecer elevadas, pero, al enfrentar los dos montos en un plazo prolongado, es claro que los pagos de una casa son mucho menores. Es decir, una hipoteca termina de pagarse en un periodo de 5 a 30 años, mientras que el arrendamiento puede durar toda una vida y realmente nunca terminar. Por último, cabe mencionar que una de las ventajas de plantear esta meta inmobiliaria como propósito de año nuevo, es que las propiedades gozan de un concepto llamado “plusvalía inmobiliaria”, el cual se refiere al aumento del valor de una vivienda. Esto quiere decir que, conforme transcurren los años, el precio de venta de los inmuebles bien cuidados es mayor al que el propietario tuvo que pagar originalmente. Esto ofrece un gran número de posibilidades para los dueños que desean aprovechar sus viviendas para generar ingresos extra o para contar con un respaldo económico en caso de necesitarlo en el futuro. Los créditos hipotecarios ajustan sus condiciones y brindan beneficios Proponerse comprar una casa como propósito de año nuevo puede ser una ventaja ya que los inversionistas podrán aprovechar las nuevas ofertas en créditos hipotecarios, o apoyo al financiamiento y pago de las obligaciones, que instituciones como el Infonavit, Fovissste y la banca privada desarrollan y ofrecen a lo largo del nuevo año. Esto, además de incentivar el trámite de los créditos hipotecarios, ayuda a los ciudadanos a adquirir una vivienda digna, beneficia a los compradores con el ajuste de los montos del préstamo y estimula el desarrollo e implementación de nuevos programas de cobranza social, como el de Infonavit, para ayudar a quienes se atrasan con los pagos de su hipoteca. Comprar una casa en México con ayuda de un crédito hipotecario es una meta inmobiliaria por la que muchos trabajadores se mantienen cotizando constantemente en sus empleos. Es así que, al inicio de un nuevo año, lo más adecuado será investigar qué tipo de nuevos requisitos solicitan las instituciones financieras, y cuánto tiempo más deberá cotizar un empleado, para cumplir con las condiciones que le permitan acceder a un préstamo para adquirir una vivienda. Las inversiones inmobiliarias ofrecen libertad e independencia El concepto de libertad inmobiliaria puede tener un significado diferente para muchos inversionistas, sin embargo, en general, una ventaja de proponerse comprar una casa en México y realizar un esfuerzo verdadero por llevar a cabo la transacción, es que los propietarios podrán disponer de la vivienda para los propósitos que requieran, sin restricciones o problemas legales. Ya sea para remodelarla, habitarla, rentarla, o simplemente mantenerla como una vivienda de descanso, comprar una casa ofrece a los inversionistas la capacidad de decidir sobre su vida y su tranquilidad futura. Así mismo, al contar con una vivienda propia, le será posible enfocar su energía a planificar otro tipo de inversiones que le traigan beneficios económicos y personales, tanto a ellos como a su familia. Sin el gasto mensual de una renta, los propietarios podrán disfrutar de una vivienda completamente suya y aprovecharla para desarrollarse en distintos aspectos que mejoren su calidad de vida y su relación con el entorno. Otro beneficio de que adquirir una propiedad se convierta en un propósito de año nuevo, es que le brinda al interesado la oportunidad de ajustar su economía para enfrentar una inversión tan importante como lo es un inmueble; esto se debe a que en los últimos meses del año suele existir incertidumbre financiera y fluctuaciones importantes; mientras que en enero, tanto los precios, como los ciudadanos, se ajustan al alza de los costos y los cambios económicos que regirán lo que resta del periodo se manifiestan en distintos mercados, entre ellos el inmobiliario. Brinda acceso a más y mejores tipos de préstamos Plantearse comprar una casa como propósito de año nuevo no solo es un beneficio presente, también es una oportunidad de gozar de distintos apoyos financieros en el futuro y así acceder a más opciones de financiamiento útiles para los propósitos que el comprador requiera. Uno de los requisitos más importantes para acceder a un crédito hipotecario o bancario es contar con un buen historial crediticio; es decir, tener una buena reputación ante las instituciones financieras que ofrecen membresías en distintas tiendas departamentales u organizaciones gubernamentales. Es así que acceder a un préstamo inmobiliario, realizar los pagos de la hipoteca puntualmente y construir un buen historial crediticio, ofrece la oportunidad de acceder a otros financiamientos para remodelación o compra de una segunda vivienda, que los propietarios pueden aprovechar para obtener ingresos extra y asegurar un patrimonio adecuado para su familia. El inicio del año es buen momento para comenzar un plan de ahorro Como se mencionó anteriormente, debido a distintos términos financieros, como la inflación, la variación de las tasas de interés y el alza de los precios de los inmuebles (en relación con la plusvalía inmobiliaria), es más conveniente comenzar con la planeación de una transacción inmobiliaria como propósito de año nuevo, en lugar de realizarla a fin de año, cuando la incertidumbre financiera es mayor. El proceso de adquirir una vivienda puede llevarse a cabo por medio de un plan de ahorro que servirá para analizar los ingresos y egresos de los inversionistas y ayudarles a tomar la mejor decisión financiera para comprar una casa en México. La elaboración de este plan se facilita a principios de año ya que, con el ajuste de los precios de los distintos elementos que involucran la compra de un inmueble, los interesados podrán establecer metas inmobiliarias realistas y planear de acuerdo a su estabilidad económica prospectada durante el año. Así mismo, analizar a profundidad los egresos fijos y variables de una vivienda, será de ayuda para deshacerse de las salidas de dinero innecesarias y disminuir los gastos hormiga que, a la larga, solo afectan la capacidad de adquisición de los compradores. Existen distintos elementos que tomar en cuenta al realizar este plan de ahorro inmobiliario; desde el tiempo que el interesado deberá ahorrar, las metas a corto, mediano y largo plazo que desea alcanzar, y los pagos que deberá realizar al comenzar el proceso, hasta los tipos de crédito hipotecario que podrá cotizar para elegir el que mejor se adecúe a sus necesidades. ¡Elige un propósito de año nuevo útil para tu vida personal y familiar! Una casa propia es el mejor regalo que un inversionista puede ofrecer, por lo que ahorrar, planear y cotizar desde el inicio de un nuevo periodo, ayudará a los interesados a cumplir sus metas inmobiliarias y ser dueños de un patrimonio para toda la vida. https://www.milenio.com/bienes-raices/por-que-comprar-una-casa-en-ano-nuevo