Nos preocupa tu privacidad En pisos.com utilizamos cookies propias y de terceros para dar un servicio satisfactorio mediante cookies técnicas, de personalización y para fines analíticos. pulsa AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookis pulsando el botón "aceptar" o configurarlas o rechazar su uso pulsando
Aceptar Configurar

Barcelona supera a Madrid en inversión hotelera en pleno covid después de seis años

Miguel Vázquez, 'managing partner' de hoteles en Colliers, y Laura Hernando, 'managing director' de este departamento, han presentado las conclusiones del sector y las previsiones para 2021 durante un encuentro digital. La caída de la actividad aérea ha afectado de manera directa a las llegadas internacionales a España, aunque el impacto ha sido desigual por zonas. Los destinos que mejor se han comportado son Huelva y Cádiz, mientras que las Islas Baleares, por su parte, ha sido el territorio más afectados. "Esto ha provocado una caída del 70% del PIB Turístico en España, desde los 152.000 hasta los 46.000 millones de euros. Además, el sector cuenta con 360.000 empleados menos con respecto a 2019", ha afirmado Vázquez. 

"A pesar de todo, el inicio de esta crisis se produce en un momento en el que sector hotelero está muy capitalizado, con menor apalancamiento con respecto a la anterior crisis, con una interés global en la recuperación", ha matizado el directivo de Colliers. 

Tras esta intervención ha tomado la palabra Hernando para arrojar datos más concretos del sector. En este sentido, la managing director del departamento de hoteler en Colliers ha explicado que la inversión durante 2020 ha alcanzado los 955 millones de euros. Una cifra muy alejada de los más de 2.500 millones de euros de 2019.  Una caída del 62% que está en la media a nivel mundial que se sitúa entre el 60% y el 70%, según los datos de la consultora. 

"De los 955 millones, gran parte (90%) son transacciones de hoteles existentes (68 activos). Sólo 10 operaciones de inmuebles para reconvertirlos a hotel frente a 18 de 2019 y cuatro operaciones de suelo cuando en 2019 hubo 11", ha explicado Hernando. La realidad es que en los últimos cinco años España se había consolidado como referente en el sector hotelero europeo, pero la cifra de 2020 devuelven al sector a cifras precrisis.

Por trimestres se observa como en el primero se produce una gran parte de la inversión (273 millones) porque son operaciones que venían cerrándose desde 2019. En el Q2 casi todo se paraliza y sólo se registran 71 millones de euros, porque el foco principal fue solucionar los problemas de sus propios activos más que invertir en otros hoteles/suelos. El tercer trimestre repuntó algo, pero se quedó muy corto con 129 millones de euros. Sin embargo, el último trimestre es donde se registró el mayor volumen con 481 millones de euros. "Entendemos que dinamismo del sector seguirá y una muestra son estos últimos tres meses", ha afirmado Hernando. 

Por zonas geográficas. entre Canarias y Baleares suman el 50% de la inversión; Barcelona un 16% y Madrid un 10%. "Cabe destacar la situación de Valencia que fue protagonista en 2019 y este año ni siquiera alcanza los 25 millones de euros de inversión. También llama la atención Málaga que en 2019 alcanzó los 150 millones de euros y ahora no llega tampoco a un cuarto de ese desembolso", ha explica la directiva de Colliers. 

Barcelona supera a Madrid como destino de inversión hotelera contra todo pronóstico, pese a la falta de seguridad jurídica, aunque las dos ciudades no han sido protagonistas. En Madrid se han cerrado cuatro operaciones de venta y otras dos de reconversión y suelo que suman 97 millones de euros. En la capital catalana se han registrado seis operaciones de venta de hoteles existentes que suman 141 millones de euros.

Una recuperación paulatina hasta 2024

Para el tercer trimestre de 2021, entre un 60% y un 70% de la población estará vacunada y las previsiones de la Organización Mundial del Turismo hablan de que la recuperación de este sector a nivel internacional se dará en 2024. "La situación estará favorecida por el incremento de ahorro de las familias, el interés por viajar por motivos de ocio y el interés por favorecer la reactivación del sector. Sin embargo, los desplazamientos por motivos laborales se verán reducidos y por este motivo los hoteles urbanos serán los más castigados", ha explicado Vázquez. Por lo tanto, la prioridad ahora es sobrevivir, generar caja a través de desinversión de activos, con la entrada de nuevos inversores, con fusiones o con transacciones corporativas.